Venas Varicosas y descoloración crónica en las piernas: Cosas importantes que debe saber

Por el Dr. David Ian Rosen,MD

He tenido problemas de venas desde hace muchos años; ¿por empecé a presentar decoloraciones en la pierna?

Hay muchos factores que pueden llevar a una decoloración de las extremidades inferiores. Son en realidad demasiados como para mencionarlos todos aquí. Pero una vez que sabemos que la decoloración de la pierna de un paciente se debe a una enfermedad venosa crónica, los doctores tienen una mejor comprensión de por qué ocurre y qué puede hacerse al respecto. En primer lugar se hace una breve introducción acerca de qué es lo que hacen las venas y cómo es que las cosas pueden salir mal.

¿Qué hacen las venas?

Piense en las venas como “tubos elásticos”. Su función de servir como “tubos”, cuya tarea es devolver el flujo de sangre hacia el corazón. En las extremidades inferiores, nuestras piernas están colgando cuando estamos de pie o sentados, el reto consiste mover el flujo hacia arriba contra la fuerza de gravedad.

Afortunadamente tenemos un ingenioso  sistema  para lograrlo: un músculo “bomba” en la pantorrilla que actúa como corazón periférico. La contracción del músculo de la pantorrilla genera la fuerza para propulsar la sangre que se encuentra en las venas de las piernas hacia arriba en contra de la gravedad. La mayor parte del flujo sanguíneo (aproximadamente 90%) se desplaza fuera de la extremidad inferior a través de las Venas Profundas. El resto viaja a través de las Venas Superficiales. Las venas superficiales y profundas frecuentemente se intercomunican entre sí a lo largo del recorrido hacia arriba y fuera de las extremidades inferiores.

Una vez que las contracciones del músculo de la pantorrilla bombean sangre hacia arriba, las válvulas de una vía dentro de las venas de las extremidades inferiores son lo que evita que la sangre que se ha movido hacia arriba se acumule pasivamente. Si las válvulas de una sola vía no funcionan bien, desafortunadamente pueden volverse de dos vías y permiten que la sangre fluya hacia abajo junto con la gravedad. A este flujo erróneo debido al mal funcionamiento de la válvula se le conoce como Insuficiencia venosa profunda o superficial.

¿Recuerda el otro aspecto de las venas? Son elásticas. Están hechas de esa manera para que puedan servir a otra función importante: actúan como depósito para almacenar el flujo de “extra” cuando están relajadas y posteriormente liberan la sangre de nuevo a la circulación cuando nos estamos moviendo activamente. Por lo general, el factor de elasticidad es algo bueno. Sin embargo, cuando la sangre se acumula debido a la insuficiencia venosa, o hay algo que evite que el flujo se mueva hacia arriba (obstrucciones, coágulos de sangre, cicatrices dentro de las venas dentro, por nombrar algunos), la presión también se acumula (hipertensión venosa). Esta presión excesiva puede dar lugar a la manifestación de numerosos síntomas y signos, incluyendo  inflamación de las piernas.

Los síntomas de la enfermedad venosa crónica de las extremidades inferiores incluyen pesadez, fatiga, calambres, picazón, e incluso “piernas inquietas”: la molesta sensación de tener que mover las piernas para que se sientan cómodas. Debido al hecho de que la gravedad empeora las cosas, la mayoría de los pacientes se sienten peor al final del día en comparación a la mañana.

Además de la inflamación crónica de la pierna,  con el transcurso del tiempo, la hipertensión venosa puede dar lugar a cambios inflamatorios y crónicos en la piel. La piel puede decolorarse, volverse más gruesa e incluso desarrollar úlceras (heridas crónicas que pueden ser difícil que sanen). Adicionalmente, las venas de las piernas crónicamente inflamadas se llenan de “fugas”. Permiten que se filtren los glóbulos rojos y las proteínas hacia los tejidos circundantes. Cuando estas proteínas y glóbulos rojos se rompen, pueden causar tinción de la piel y tejidos.

¿Es Grave La decoloración de las Piernas?

Considerando que hay  muchos factores que pueden conducir a la decoloración en las piernas, hay un espectro que va desde causas simples  a enfermedades subyacentes graves.

Si su decoloración no comenzó sino hasta muy recientemente, está en una extremidad inferior y está asociada con malestar, necesita buscar atención médica inmediata. En el mundo médico, este es un coágulo de sangre en una vena profunda hasta que se demuestre lo contrario. Si un médico escucha estas quejas por parte de un paciente, el siguiente paso es ordenar un ultrasonido para evaluar la presencia de coágulos en alguna parte del sistema venoso profundo. Incluso si sus síntomas son en un solo lado, puede esperar que en el ultrasonido le evalúen AMBAS piernas, ya que pueden ocurrir simultáneamente y es posible que sea demasiado sutil como para que se detecte únicamente por  los síntomas. No es broma… si está leyendo esto y considera que estas descripciones aplican a su problema actual, tiene que dejar de leer y buscar atención médica. Solamente tiene que guardar este divertido e informativo documento para leer el resto más tarde… ¡tal vez mientras espera para sus resultados del ultrasonido!

¿Por qué los coágulos de sangre en las venas profundas son un asunto tan serio?

Primero que nada, recuerde que acabamos de decir que aproximadamente el 90% del flujo del flujo que sale de las piernas pasa a través de las venas profundas. Dificultar la salida puede tener graves consecuencias tanto inmediatas como a largo plazo. Los coágulos de las venas profundas (Trombosis Venosa Profunda TVP en “lenguaje médico”) que conducen a daños en las válvulas puede dar lugar al síndrome post-trombótico: inflamación y malestares crónicos, a menudo de por vida,.

Más grave aún, los coágulos de las venas profundas pueden romperse en pedazos y embolizar, o viajar hacia arriba y alojarse en los pulmones (embolia pulmonar; potencialmente mortal) o en casos raros causar una, embolia paradójica a través del corazón y hasta en el cerebro y el resto de la circulación arterial.

[Si suena como que estoy tratando de asustarte sobre  la TVP, eso es porque estoy tratando de hacer que se  tome en serio a su cuerpo… que escuche sus síntomas y busque atención médica. Pueden prevenirse las consecuencias graves de las TVP si se detectan a tiempo. Una vez hecho, el daño,  es difícil, revertirlo, si no es que imposible.]

¿Cómo puedo averiguar hasta donde se extiende mi problema y qué hago al respecto?

Suponiendo que la inflamación de sus piernas no se ajusta a los criterios para preocuparse por un coágulo en una vena profunda, el primer paso es hacer una cita para una consulta con un médico de atención primaria cualificado. Durante esta visita, el médico debe tomará una historia clínica y realizará un examen físico completo.

Si la decoloración crónica de la pierna es su queja principal… y no ha visto a su médico de cabecera en  un buen tiempo, puede esperar que se realicen los análisis de sangre de rutina apropiados. En algunas ocasiones, dependiendo de los signos vitales y otros hallazgos físicos, pueden ordenarse otros exámenes.

Si todo sale bien, todos los análisis de sangre y otras pruebas serán normales.

Una vez que se hayan descartado otras causas sistémicas posibles, su doctor puede… y si no lo hace, USTED DEBERÍA… considerar que una de las causas de la decoloración crónica puede estar relacionada con la insuficiencia venosa superficial.

La mejor prueba para evaluar si hay  insuficiencia venosa superficial es un examen de ultrasonido de las extremidades inferiores. Esta prueba indolora se realiza mejor cuando los pacientes están en posición vertical. La anatomía de las venas de las piernas es “mapeado” mediante el uso de ondas sonoras para crear imágenes en tiempo real. Más importante aún, la función Doppler del ultrasonido ayuda a mapear el flujo en las venas. Normalmente, el flujo debe desplazarse hacia arriba y hacia fuera de sus piernas en vez de volver a bajar hacia los pies. Es posible medir el flujo descendente. Si dura más de 500 milisegundos (medio segundo) es considerado anormal. En ese caso, ese segmento en particular de la vena tiene una válvula venosa incompetente.

Algunas veces, el médico realiza la prueba; en otras ocasiones lo hace un técnico de ultrasonido y después lo evalúa formalmente un médico

Una vez hecho el diagnóstico de insuficiencia venosa superficial, el siguiente médico que debe ver (si no fue este médico el que hizo el diagnóstico), es un médico especializado en enfermedades de las venas: un flebólogo. Los flebólogos provienen de diferentes campos de la medicina: cirugía, atención primaria, ginecología y obstetricia, dermatología…o como yo, de medicina Interna/ medicina de emergencia. Algunos, como yo, hemos dado un paso más allá para destacar extraordinariamente y hemos obtenido una certificación adicional por parte del American College of Venous & Lymphatic Medicine (Colegio  Americano de Medicina Venosa y Linfática). Mi suposición es que probablemente solo soy uno de los aproximadamente 1.000 doctores que lo han hecho.

Las opciones de tratamiento dependen de la extensión de la enfermedad. En general, las venas más grandes y relativamente superficiales se tratan primero con las técnicas de ablación endovenosa (ablación endovenosa con láser, ablación por radiofrecuencia, ablación mecano-química y otros). Una vez tratado el problema de flujo subyacente, ¡los pacientes pueden comenzar a notar una mejoría en la inflamación de las piernas dentro de los primeros meses después de su(s) procedimiento (s)! A diferencia del alivio de los síntomas, la hinchazón y las  venas varicosas / arañas vasculares, así como la decoloración crónica en la pierna debido a la insuficiencia venosa superficial, puede tardar meses o años para empezar a aligerarse. Si llegó a la etapa en que se ha producido la ruptura y ulceración de la piel, el tratamiento definitivo mediante procedimientos de ablación endovenosa ha demostrado disminuir significativamente el tiempo en el que sanan las heridas.

Para obtener más información sobre el tratamiento de venas varicosas y para aprender más de Rosen Vein Care, visite www.RosenVeinCare.com

Para programar su  cita para la consulta inicial de 1 hora llame al 847-440-3448. Le daremos una fecha para su cita pronto como sea posible, generalmente  dentro de unos pocos días hábiles..

¡Espero con gusto conocerle y ayudarle a que sus piernas se sientan y se vean  mejor de lo que se han visto y sentido en años!

Sinceramente,

David Ian Rosen,MD

Diplomado, American Board of Venous and Lymphatic Medicine

Fundador, Rosen Vein Care